> 08 de Septiembre de 2011
“Fue espectacular jugar en Sudáfrica 95”

Matías Corral fue una de las figuras argentinas en ese Mundial y recordó junto a Mundial XV aquella experiencia.

El pilar del SIC fue elegido para el equipo ideal del Mundial de Sudáfrica

Fue su única aparición en una Copa del Mundo, pero bien que quedó marcada. Con 26 años, Matías Corral fue parte de Sudáfrica 1995, torneo que quedó marcado por el trabajo del pack, pese a las tres derrotas y la obvia eliminación en primera fase.

“Estábamos bien de la cabeza y con ganas de medirnos contra todos de igual a igual. Nos creíamos fuertes, teníamos un pack importante y nos gustaba enfrentarnos a los más fuertes para probarnos. Después del partido con Inglaterra vimos las cosas más claras. Sabíamos que ganar los dos partidos que quedaban era posible y sentíamos que lo íbamos a lograr”, recuerda el primera línea. Sin embargo, nada de eso pasó.

-¿Cómo fue estar en semejante acontecimiento?
- Para mí fue espectacular jugar ese Mundial. Venía jugando en el equipo de titular hacía un par de años con el único objetivo de llegar a Sudáfrica entero, sano y en buen nivel. Sabía que yo me retiraría joven, tenía esa única oportunidad y no la quería desaprovechar. Sudáfrica es, por historia y por tradición, un país espectacular para vivir, sentir y jugar al rugby. Volvería a jugar y a entrenar si tuviese la posibilidad para poder llegar a vivir nuevamente ese momento con una mayor madurez. Hay muchas sensaciones que uno tiene a lo largo de la carrera que se viven en fracciones de segundos y para volver a vivirlos o recrearlos es necesario volver a entrar a la cancha en un Mundial o en un Test.

-¿Por qué no pudieron ganar ninguno de los cruces ante Inglaterra, Samoa e Italia que, casualmente, los tres los perdieron por seis puntos?
- Creo que tuvimos algunas fallas estratégicas. No tuvimos un pateador certero contra Inglaterra [entre Crexell y Arbizu fallaron más de 20 puntos]. Jugamos un partidazo, le dimos durísimo con los forwards en todas las facetas del juego, pero no logramos concretar con los pies. Nosotros hicimos dos tries muy lindos y no recibimos ninguno. Contra Western Samoa jugamos muy inteligente y controlamos el partido hasta los últimos 15, pero no supimos manejar el viento en contra que era feroz y tal vez abusamos del juego cerrado. Contra Italia ya estábamos con la cabeza en otra cosa al estar eliminados.

-¿Cómo era jugar con Federico Méndez y el Pato Noriega en esa primera línea?
- Impresionante. Para mi tener la suerte de jugar en el SIC con Angelillo y Cash y en Los Pumas con Noriega y Méndez ha sido un privilegio. Con el Pato y Fede hicimos una primera línea muy fuerte, pero el secreto estuvo en las bestias que teníamos atrás: Llanes, Sporleder, Viel, Martin, Santamaría. Siendo nosotros tres bien coordinados y con esos animales atrás, todo se simplifica. Nuestro scrum era alucinante. Además, en el suelto, la tocábamos mucho.

- ¿Qué destacas de cada uno?
- Fede tenía una movilidad impresionante y cuando pasó de izquierdo a hooker, entendió perfectamente esa posición con una facilidad asombrosa. Creo que inclusive eso le daba más libertad para moverse mucho. El Pato era durísimo. Yo lo sufría en los SIC-Hindú. ¡Un animal! Y para los 110 kilos que tenía se movía mucho.

-Te eligieron el mejor pilar del Mundial e integraste el XV ideal ¿Cuál fue la sensación?
- Me enteré por un amigo dos años después. Viajó a Sudáfrica y vio el video del Mundial donde salía que me habían votado. Me lo compró y ahí lo vi. Creo que además de jugar bien, es un premio a la primera línea. Pato y Fede también estaban ternados, pero competía con jugadores más fuertes que los que me tocaban a mí. Asumo que ellos habían definido que tenían que si o si elegir uno de Argentina porque en todos los medios hablaban de la mejor primera línea del mundo y alguno de los tres tenía que salir.

Autor: Juan Pablo Zenoni
Foto: Mundial XV
Fuente: Mundial XV
guialaboral
scrum5
Email:
Nombre y Apellido:
Copyright© 2011 MundialXV. Todos los Derechos Reservados.